Carla Cassidy – Varias Contemporaneas

De otro mundo
o
De otro mundo

uBYyyK1

Tú eres lo que estaba buscando
La tímida doctora Phoebe Jones se ruborizó al oír decir esas palabras al detective Kevin Cartwright, un hombre muy sexy. Pero cuando el guapísimo ex policía le explicó que ella era una de los cuatro hermanos que debía localizar, estuvo a punto de derrumbarse en sus fuertes brazos.
Sí, había alguien más tras los pasos de la bella doctora y del valioso collar que era la respuesta a todas las incógnitas de su pasado. Poco después Kevin y ella estaban haciéndose pasar por amantes y viajando hacia el océano en busca de la verdad, y el modo en el que Phoebe reaccionaba ante aquellos besos impostados era todo menos fingido; era tan real como su deseo por oír a aquel soltero empedernido decirle las más maravillosas palabras de amor…

El Árbol de los Besos
o
El Árbol de los Besos

Aunque él la conocía bajo el nombre de Cecilia Webster, su verdadero nombre era Allison Welch y, hacía tan sólo algunas semanas, lo tenía todo en la vida, hasta que una tragedia le arrebató la vista. La ceguera era sólo temporal, al igual que su nueva identidad y su estancia en aquel pueblecito de Montana. Pero ¿qué ocurriría con sus sentimientos hacia el tierno servidor de la ley que se había hecho cargo de ella? Atormentado por su propio pasado, el sheriff Jesse Wilder tenía bajo su custodia a una vulnerable y hermosa invidente cuya dependía de su capacidad para protegerla. Tenía que mantener a salvo a la testigo y… resistir la atracción que sentía por ella.

El oficial y la princesa
o
El oficial y la princesa

Obligado por su honor y el amor que tenía a su país, Adam Sinclair no dudó un momento en ayudar a la princesa Isabel Stanbury a poner en práctica su inteligente plan para rescatar a su padre, el rey Michael. Con lo que no había contado era con los sentimientos que volverían a surgir al estar al lado de la única mujer a la que realmente había amado en su vida… Tampoco se le había ocurrido que le iba a resultar tan agradable fingir que eran un matrimonio. Adam era consciente de que el país dependía de que él fuera capaz de rescatar al amado Rey, pero, ¿sería capaz de ir contra los mandatos de su corazón?

En sus brazos
o
En sus brazos

Talbot McCarthy era un hombre sexy, un empresario de éxito y el único capaz de desatar la pasión de Elizabeth. Pero, por desgracia, también era el hermano de su ex marido. Se sentía tan atraída por Talbot que, durante nueve años, Elizabeth había evitado a toda costa encontrarse a solas con él. Pero cuando su hijo desapareció y Talbot le ofreció su avión privado para llevarlo de vuelta a casa, no le quedó más remedio que enfrentarse cara a cara con la tentación.
Había conseguido ser fuerte hasta que un accidente con el avión los dejó indefensos en mitad de un bosque. A la luz de la hoguera, Talbot le parecía más irresistible que nunca y su mirada más penetrante. Perdidos y solos, Elizabeth no podía dejar de pensar cómo podría no sucumbir a la tentación…

La proposición del príncipe
o
La proposición del príncipe

–The Prince s proposal
¿Qué ocurre cuando una sencilla chica norteamericana se compromete con un príncipe?

Rebecca Baxter viajó hasta Wynborough en busca de unas necesarias vacaciones y se encontró prometida con un hombre al que apenas conocía… y a punto de convertirse en princesa.

Más que una Secretaria
o
Más que una Secretaria

Cuando el irresistible Hank Riverton dijo que necesitaba la ayuda de Angela Samuels, ¿cómo iba a imaginarse la eficaz secretaria que su jefe estaba hablando de matrimonio? Y, sin embargo, se encontraba camino de Mustang, Montana, para hacerse pasar por la esposa del soltero más recalcitrante de la ciudad…

Reglas de compromiso
o
Reglas de compromiso

La única mujer que había conseguido volverlo loco… era ahora su compañera de trabajo
Nate Leeman era un lobo solitario con un corazón tan frío que ni se inmutaría aunque Miss Universo entrara en su despacho. Pero había una mujer capaz de derretir el iceberg que tenía por corazón: Kat Sanderson, el amor que una vez dejó escapar. Y resultaba que la bella Kat iba a trabajar con él para ayudarlo a atrapar a un ladrón informático. Quizá trabajando hombro con hombro volvería la pasión que los había unido en otro tiempo…

Salvar el honor
o
Salvar el honor

El honor del reino dependía de lo que hiciera el hombre encargado de proteger a la princesa…
Al enterarse de que estaba embarazada y sola, la princesa Samira Kamal supo que aquello avergonzaría a su familia y pondría en peligro la paz existente entre Tamir y el vecino reino de Montebello. Fue entonces cuando su misterioso guardaespaldas le propuso que se casara con él. Ella siempre había creído que Farid Nasir era más parecido a una máquina que a una persona; sin embargo, ahora deseaba con todas sus fuerzas descubrir los secretos del hombre que pronto sería su esposo…
Para Farid, casarse con la princesa por el bien del país no era nada del otro mundo… hasta que llegó la noche y se dio cuenta de que Samira era una mujer cálida y deseable… que amenazaba con derrumbar las barreras que protegían su corazón.
Angela era hermosa, recatada y, lo mejor de todo, no suponía ninguna amenaza para la soltería de su jefe. Porque Hank prefería estar muerto antes que casado; pero viéndola en acción, sus principios de soltero empedernido empezaron a resquebrajarse. ¿Habría llegado el momento de ascender a su secretaria a… esposa a jornada completa?

Simplemente un Beso
o
Simplemente un Beso

Jack Coffey evitaba las relaciones sentimentales desde el día en que dejó de creer en el amor. Pero tropezó con un pequeño Cupido en pañales… y cayó a los pies de su preciosa mamá. Ahora, Jack tenía una pierna rota, y su corazón estaba en peligro. Todo lo que tenía que hacer era rechazar la ayuda de Marissa Criswell. Tenía que evitar caer en la tentación que llamaba a su puerta, y no dejarse acariciar la frente que le ardía de fiebre. Marissa sabía cómo aplacar a aquella fiera salvaje. Si no tuviera tantas ganas de encontrar un padre para su hijo… ¡y al marido ideal!

Te amaré sin condiciones
o
Te amaré sin condiciones

Él se había casado por conveniencia… ella por amor
Cuando Lana Ramírez le pidió que se casara con ella, Chance Reilly pensó que era demasiado bueno como para ser cierto. Él necesitaba una esposa para reclamar la herencia que le pertenecía por derecho pero, ¿qué esperaba sacar la sexy enfermera de la cama de matrimonio? Poco podía suponer el duro ranchero que la hija mayor de su ama de llaves llevaba toda la vida enamorada de él… y quería tener un hijo suyo. No había duda de que aquellas apasionadas noches acabarían dejándola embarazada pero, ¿seguiría él a su lado después?

Un amor sin futuro
o
Un amor sin futuro

Ellos habían anhelado su noche de bodas, pero nunca llegó. Cinco años después, Sherry Boyd seguía siendo virgen, pero, a juzgar por las apariencias, Clint Graham, su antiguo prometido, no lo era. Y el irresistible comisario le pedía a ella, precisamente a ella, que lo ayudara a cuidar de la preciosa niña que alguien había abandonado en su puerta.
Sherry había guardado bajo llave los agridulces recuerdos de Clint junto a su anillo de compromiso. Pero allí estaban de nuevo… y allí estaba ella, en la puerta de su casa, tomando a la niña en brazos, y su corazón latiendo como solía hacerlo años atrás…

Un policía en casa
o
Un policía en casa

Cuando la policía le pidió a Edie Turner que los dejase utilizar su apartamento para una operación de vigilancia, ella se alegró de ayudar a desarticular una banda de delincuentes. Pero eso fue antes de que conociese a Cliff Marchelli. ¡Ese malhumorado policía sin afeitar a quien iba a desarticular era a ella!
Aun así, pensó que todo iría bien si era capaz de mantener la calma y no la arrestaban por agredir a aquel hombre. Pero, a pesar de su actitud, era un oficial muy atractivo. Y estar confinada en su pequeño apartamento con él, noche tras noche, estaba causándole un efecto devastador…

Actualizacion!!!

Un regalo del pasado

Un regalo del pasado

un regalo del pasado 2482

Un momento detenido en el tiempo para siempre…

Claire McCane jamás habría pensado que volvería a encontrarse cara a cara con su ex esposo, y tampoco pensaba que su aparición la afectaría tanto. Pero aún la esperaban más sorpresas.

Aún más inquietante que el inesperado regreso de Joshua, era la antigua fotografía que descubrieron y en la que aparecía una pareja increíblemente parecida a ellos dos. Muy a su pesar, tenían que ir juntos en busca de un tesoro que les hizo volver a sentir cosas que ya habían olvidado…

Carla Cassidy – Varias Contemporaneas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.