Cristina Loza – Varios Contemporáneo

Actualizaciones¡¡¡¡

Adorado John

o

Adorado John

`Olfatea el aire, un olor a flores silvestres brota del monte y del suelo, pero él va más allá, al olor de la tierra, una hembra de crispada piel que espera, espera. Su paso enérgico hace eco en las profundidades, y hay un sensible estremecimiento. La tierra sabe. Ha llegado un hombre.`

Las huellas de ese hombre son las que sigue Victoria, huellas que, nítidas en un espejo, la harán vivir aventuras impensadas. Desde la mítica California de la fiebre del oro hasta la Argentina de tierras interminables, recorre vidas ajenas en escenarios exóticos o en la penumbra del cuarto compartido con sus fantasmas, que van alterando todo lo que creía seguro y establecido. Días intensos de sombras que desafían leyes físicas y logran encender el cuerpo de la que busca y se entrega para que él tome lo que no pudo vivir.

¿Qué hacer con el ansia nueva en la carne ausente? ¿Para qué sirve el poder? ¿Qué se lleva alguien al morir? La nueva novela de Cristina Loza confronta al lector con las preguntas y los misterios que desvelan al ser humano desde su origen y que, al ver la luz, acorralan al mayor de los enemigos: el miedo.

Adorado John es una historia sin tregua de equívocos y pasiones que atraviesan la frontera entre la vida y la muerte.

Actualizaciones¡¡¡¡

El oso de Karantania

o

El oso de Karantania

“Es bueno saber que hay un lugar adonde se puede volver, aunque no se vuelva nunca. Aunque después ese lugar no exista.”

  1. Arde Europa. El archiduque Francisco Fernando ha sido asesinado en Sarajevo y brotan en el mapa las manifestaciones de una guerra que se convertirá en la mayor conflagración de todos los tiempos y se llevará millones de jóvenes vidas.

¿Qué relación hay entre el archiduque muerto y los hijos de Ana, humildes campesinos de Eslovenia? Ladislav, Janez, Josef, Franz y Ferdo: uno a uno la madre los verá partir, con el ardor juvenil en los rostros, hacia lo desconocido. ¿Cómo encontrar belleza en el horror? ¿Acaso alguien podrá rescatar de ese infierno el derrotero de sus vidas y reconstruir el vaivén de sus destinos?

El frío. El hambre. El miedo. Los recuerdos de un amor trunco que alumbran el camino de una mujer. Un hombre engañado que sin embargo no puede olvidar a la que amó. Los sueños que quedan atrás, como la estela del barco que navega de Eslovenia a Argentina, esa tierra nueva que brinda la ilusión de recrear aquella Karantania. Y todo a partir de un puñado de fotos viejas y de cartas ajadas que una anciana dama entrega al que será testigo y protagonista de tanto amor y tanto drama.

Cristina Loza teje con maestría un gran tapiz en el que cada historia tiene su propio color. El oso de Karantania es una novela apasionada y apasionante, que despliega la maravilla de encontrar en vidas ajenas claves desconocidas de la propia.

El revés de las lágrimas
o
El revés de las lágrimas

1

Damiana es joven, bella y está enamorada. Ado*rada y mimada por su padre, próspero comerciante cordobés, su madre y su niñera, la mulata Nazarena, nada parece faltarle. El casa**miento con Conrado, el amor de sus sueños, completa el cuadro de felicidad y plenitud. Celebrada la boda, los recién casados parten a la estancia de frontera que será su hogar. Pero inesperadamente un malón cae sobre la estancia sembrando muerte y des*trucción, y llevándose en la retirada a Damiana.
Perdida entre dos mundos antagónicos, “su espléndido pasado cosmopolita y su presente como cautiva en el desierto ranquel”, Damiana intenta construirse un nuevo destino a partir del dolor. En su increíble capacidad de amar y ser amada se cifra su única salvación.

La hora del lobo
o
La hora del lobo

2

“Sólo hay un destino para ella al final del camino y es La Algarroba, la casa de su abuelo, el solar de los Montero.”
Enero de 1980. A los 39 años, Pilar siente que ha perdido el rumbo y busca refugio en la casona solariega donde pasó aquel verano del 53 que marcó el fin de su infancia. Allí se reencuentra con don Pancho Montero, su abuelo, un caudillo de espíritu vehemente acosado por la enfermedad y los fantasmas del pasado.
La acción nos sumerge en un vértigo de pasiones y violencia ceñidos indisolublemente en páginas que no dan tregua. Con salvaje erotismo y ternura descarnada, la historia propone un viaje por el tiempo y el espacio, desde la estancia norteña al gueto de Varsovia, de un kibutz en Israel a la Argentina del 45, de la rutinaria vida urbana a la engañosa calma del campo. El trágico secreto de Merceditas, la presencia ominosa del Coronel, la cueva en el monte, la aparición de Ari son algunas de las sorpresas que La Algarroba guarda para Pilar junto al canto de los pájaros y el perfume de las enredaderas. De todas ellas, quizá la más inesperada sea el surgimiento del amor en medio del terror y las persecuciones.
Uno por uno, los secretos de La hora del lobo se van develando como piezas de un rompecabezas fascinante que sólo el lector terminará de completar. Con el poderoso don para narrar que ya demostró en El revés de las lágrimas, Cristina Loza ha escrito otra novela vibrante sobre los lazos entre el poder y el honor en varias generaciones de una familia y de un país.

Malasangre
o
Malasangre

3

“La mirada de Pilar se pierde en el monte. Las catas pasan en relámpago verde discutiendo sus cosas, y el sol se refleja furioso en la aleta del molino. Siente que ese lugar le pertenece. Pase lo que pase. Y que siempre será así.”
Es 1953 y los Montero soportan otro verano caluroso en La Algarroba, su estancia del norte cordobés. Don Pancho, patriarca y caudillo, manda en su feudo con áspera parquedad. En su presencia, hijos, mujeres y peones se someten sin discutir. A sus espaldas late con fuerza el deseo de rebelión y la búsqueda ilusionada o temeraria del propio destino.
Pilar, la nieta venida desde la ciudad para pasar las vacaciones, siente que ha llegado al paraíso: el paisaje agreste, la cercanía excitante de parientes y desconocidos, los juegos con su primo Francisco en la hora propicia de la siesta, los manjares y la protección de María, la amable casera. Hasta ese abuelo brusco y distante logra despertar su curiosidad y su devoción infantil. Pero en los pliegues de las apariencias, el mundo adulto guarda pasiones y secretos que ella apenas intuye. Cuando la tragedia estalle ante sus ojos, la niña inocente del comienzo del verano habrá quedado atrás para siempre.
Novela de iniciación y aprendizaje, Malasangre narra un momento clave en la vida de Pilar, la misma que ya adulta protagoniza también La hora del lobo. Con esta saga familiar intrincada y apasionante, Cristina Loza afirma su lugar de privilegio dentro de la mejor narrativa argentina actual.

Actualizaciones¡¡¡¡

Mariposas Griegas

o

Mariposas Griegas

 

“No era humano amarse así, no podía pasar desapercibido a los dioses “¿Cuántas horas tiene este amor, cuántos estallidos de intenso placer, cuántos abrazos, lágrimas, carcajadas?” Una mujer sentada al borde de la cama de su marido enfermo rememora momentos felices. Antonia vela por su hombre día y noche, mientras —como una Sherezade moderna en su intento por distraer a la muerte— le cuenta en voz alta las horas de pasión compartidas, con el secreto anhelo de que se las lleve grabadas en la memoria del alma. Dos seres con una vida a sus espaldas y un encuentro fruto del destino, o del azar. El deslumbramiento, la novedad del sexo febril, la sorpresa ante la felicidad inesperada surgen del relato como si fueran instantáneas de colores vívidos y brillantes. Pero la realidad —ese presente lleno de presagios— se cuela inexorablemente. Desde que sabe que él tiene cáncer, Antonia lo acompaña en su viaje incierto por el mundo de la ciencia médica y por el de la pura esperanza, que puede tomar la forma de un cura sanador, de una hierba milagrosa, de una moneda bajo la almohada… Esta nueva novela de Cristina Loza narra un duelo a todo o nada entre Eros y Tánatos. Con descarnada ternura y humor desesperado, Mariposas griegas es la prueba hecha ficción de que acaso no sea posible decir quién ha ganado.

Cristina Loza – Varios Contemporáneo

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.