Jan Colley – Varias Contemporaneas

Diseñar la pasión
o
Diseñar la pasión

Juntos brillarían como los diamantes

¿Qué hacía falta para que Danielle Hammond diseñase un collar para uno de los diamantes más caros del mundo? Quinn Everard, bróker especializado en joyas, era capaz de utilizar el chantaje para que Dani aceptase el encargo. Ella era la única diseñadora que podía llevar a cabo aquel trabajo… y la única mujer que él quería en su cama.

Tras ponerle como condición que diseñase el collar en su propia casa, el millonario no tardó en seducirla. No obstante, debía tener cuidado, porque esa mujer sexy e inteligente podía descubrir todos sus secretos.

Las fantasías del millonario
o
Las fantasías del millonario

Acostarse con el jefe podía tener graves consecuencias… pero sólo para su corazón

Habían compartido una noche de increíble pasión y, desde entonces, el magnate Lewis Goode no había conseguido quitarse de la cabeza a Madeline Holland. Por suerte para él, una reciente adquisición de su empresa lo había convertido en su nuevo jefe.

Pero Lewis sabía que Madeline preferiría dimitir antes de que nadie creyera que había llegado hasta donde estaba acostándose con sus superiores. Así pues iba a tener que utilizar todas sus dotes de negociador para no perderla como empleada… ni como amante.

Un vecino poco amistoso
o
Un vecino poco amistoso

Estaba dispuesto a utilizar todos los medios a su alcance para mantener cerca a su “peligrosa” vecina…

Lo que menos necesitaba en aquel momento el empresario neozelandés Conner Bannerman era tener como vecina a una impresionante presentadora de televisión recién convertida en periodista de sociedad. Conner valoraba su intimidad por encima de todo y no creía que Eve Drumm hubiera dicho la verdad cuando había asegurado que él no tenía nada que pudiera interesarle. Estaba claro que su encantadora vecina tramaba algo y, teniendo que proteger un proyecto de un millón de dólares, Conner no pensaba dejar que Eve le estropeara los planes.

Así que tendría que tener muy vigilada a aquella belleza…

 

Jan Colley – Varias Contemporaneas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.