Jose Maria Lainez Ortiz – Varias Contemporanea

Adios, Erika

Adios, Erika

Las cinco campanadas vespertinas del edificio de correos salpicaron el viento al tiempo que huyeron sus labios despavoridos. Inclinó la cabeza escondiendo la mirada azabache. Luego, sin mirarme, acudió a mi mano intentando consolarme a la vez que musitaba disculpas inesperadas e inconexas que yo interpreté como avanzadillas de infortunio. Calló y esperó mi reacción a su primera andanada.”

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.