Karin Slaughter – Varias Policial

Arrancada

Arrancada

Una preciosa joven iba caminando por la calle cuando de repente…

Julia Carroll sabe que muchas historias comienzan así. Bella e inteligente, a sus diecinueve años, recién llegada a la universidad, debería vivir despreocupadamente. Pero tiene miedo. Porque en su ciudad están desapareciendo chicas muy jóvenes. Primero fue Beatrice Oliver, una estudiante. Luego Mona Sin Apellido, una joven sin techo. Las dos desaparecidas en plena calle. Las dos sin dejar rastro.

Julia está decidida a averiguar los motivos que se ocultan detrás de las desapariciones. Y no quiere ser la siguiente…

 

Flores cortadas

Flores cortadas

 

Hermanas. Desconocidas. Supervivientes.

Han pasado más de dos décadas desde que Julia, la hermana mayor de Claire y Lydia, desapareció sin dejar rastro a los 19 años. Algún tiempo después, ellas dejaron de hablarse y tomaron caminos opuestos. Claire se había convertido en la decorativa y ociosa esposa de un millonario de Atlanta. Lydia, madre soltera, salía con un expresidiario y se esforzaba por llegar a fin de mes. Ninguna de las dos, sin embargo, se había recuperado del horror y la tristeza de su tragedia compartida: una herida atroz que se reabrió cruelmente al morir asesinado el marido de Claire.

La desaparición de una joven y el asesinato de un hombre de mediana edad, separados casi por un cuarto de siglo. ¿Qué relación podía haber entre ambos hechos? Tras alcanzar una tregua precaria, las hermanas supervivientes miraron al pasado en busca de la verdad y comenzaron a desenterrar los secretos que destruyeron a su familia y a descubrir una posibilidad de redención y venganza allí donde menos lo esperaban.

 

La bendición

La bendición

Mary Lou Dixon trabaja para la Iglesia Bautista de Cristo. Es la encargada de supervisar la reparación de la cruz del altar para que esté lista antes de Navidad. Pero, de repente, las cosas se tuercen y empiezan a ir terriblemente mal.

Actualizacion!!!
La Buena Hija

La Buena Hija

Dos niñas son obligadas a internarse en el bosque a punta de pistola. Una huye para salvar su vida. La otra se queda atrás.
Hace veintiocho años, un crimen horrendo sacudió la feliz vida familiar de Charlotte y Samantha Quinn. Su madre resultó muerta. Su padre, un conocido abogado defensor de Pikeville, quedó roto de dolor. La familia se deshizo irremediablemente, consumida por los secretos de aquella noche pavorosa.
Transcurridos veintiocho años, Charlie se ha convertido en abogada siguiendo los pasos de su padre. Es la hija ideal. Pero cuando la violencia vuelve a cebarse en Pikeville y una espantosa tragedia azota la localidad, Charlie se ve inmersa en una pesadilla. No solo es la primera persona en llegar a la escena del crimen, sino que el caso desata los recuerdos que ha intentado mantener a raya durante casi tres décadas. Porque la sorprendente verdad sobre el acontecimiento que destruyó su familia no puede permanecer oculta eternamente.
Repleta de giros y vuelcos inesperados y rebosante de emoción, La buena hija es una novela apasionante: suspense en estado puro.

Un Corazon Helado

Un Corazon Helado

Pam es una profesora de cincuenta y dos años que está sola por primera vez en su vida. Es una de esas almas desafortunadas que nunca ha experimentado mucha felicidad ni tampoco se ha sentido demasiado satisfecha. Han pasado dos años desde la muerte de John, su exmarido, quien tuvo un control total sobre su vida durante los veinte años que estuvieron juntos. Su crueldad y su sarcasmo la persiguieron durante años. Ahora viaja desde Georgia a California por tercera y (eso espera) última vez. No sabe si las cosas irán bien o mal, solo está segura de que al fin ejecutará su venganza.

 

Una Espina en mi Costado

Una Espina en mi Costado

Podía haber sucedido cualquier noche, y podían haber sido dos hermanos cualesquiera, pero no fue cualquier noche ni cualquier pareja de hermanos. Nos encontramos en el bar Atlanta. La música atruena y la pista de baile está llena de gente. El hermano atractivo elige a una chica. Pero cuando las oscuras acciones se desarrollan en el aparcamiento, lo que sucede después solo se puede describir con dos palabras: masacre clásica. Desde la escena inicial hasta la última línea, «Una espina en mi costado» es tan perverso como entretenido.

 

Karin Slaughter – Varias

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.