Marisa Maverick – Serie Los Wadlow

¿Azar, destino… o premeditación? 

¿Azar, destino… o premeditación? 

«Chicago, la urbe de los vientos. Viernes…»

Celebrar el buen fin de su último caso en los tribunales fue la razón que llevó a Kathy a entrar en ese afamado local. Admitir, y solo por esa vez, la insistente convidación de su colega para tomar una copa, el motivo de Adam.

El amor brotará entre ellos de forma incontenible, con una pasión que va a marcar sus tiempos. Y esa va a ser la fuerza que los asista a enfrentarse tanto a personas que quedaron en el olvido como a temores y traumas del pasado.

Sin embargo, un riguroso sentido del deber, unido al imperioso deseo de hacer justicia, va a llevar a un miembro de la familia Wadlow a remover sucesos del el día de ayer. Mas toda acción acarrea una reacción, que afectará de forma inexorable a sus seres más queridos y empujará a la joven pareja cara un mortal riesgo que va a decidir su porvenir.

¿Quizá el azar, antojadizo, les jugó una mala pasada?

¿Quizás estaban marcados por el destino?

¿O bien el que sus caminos se cruzasen solo fue premeditación?…

Como cita Norbert Wadlow: Omnia vincit amor, et nos cedamus amori.

 

Actualizacion!!

02 – ¿Atracción, Amor… O Gratitud?

02 – ¿Atracción, Amor… O Gratitud?

“¿ATRACCIÓN, AMOR… O GRATITUD?” es la historia de Johan y…, segundo volumen de la Saga Los Wadlow y con FINAL CERRADO. La primera entrega se titula “¿Azar, destino… o premeditación?”, donde conocimos a Adam, su hermano, y a Kathy; así como al resto de la familia Wadlow. ¿Me acompañas?
Traicionado y manipulado. Insultado y despreciado en su hombría.
Johan Wadlow, educado en los principios de amor a la familia, respeto a la ley y fidelidad a la pareja, vio que todo ello era despiadadamente pisoteado. Sus sueños fueron arrollados por una avaricia sin fin. El amor que entregó, azotado por el látigo de la oculta lujuria de ella. Y su personalidad, simplemente, anulada por un espejismo.
Con el corazón sangrando, ¿es posible superar tanta humillación y digerir que solo has sido un títere en las codiciosas manos de la persona que amabas?
Tal vez no acertó en sus decisiones… Quizás cuando quiso dar un paso al frente ya era tarde, paralizado por el temor a las consecuencias. Por todo ello, hoy es un hombre destruido que sobrevive con la esperanza puesta en un futuro más amable.
Sin embargo, un acto de total generosidad convulsionará su vida y le traerá…
¿Satisfacer una mera atracción?
¿Un amor… sincero?
¿O gratitud como moneda de pago?…
Que los hados le sean propicios y escuchen su anhelo lanzado al viento: Ven a mí…
Norbert, su padre, tal vez tenga la respuesta al citar:
«Si vis amari, ama».

Marisa Maverick – Serie Los Wadlow

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.