Mary Burton – Varias

Actualizacion!!!
Amor olvidado
o
Amor olvidado

Emily había vuelto a Texas para ayudar a su hermano David a salvar el rancho de su familia, pero no contaba con que tendría que saldar las deudas de David con Jake Lazarus, el hombre al que ella había abandonado cuatro años antes.

El corazon de la tormenta
o
El corazon de la tormenta

¿Podría convencerla de que junto a él encontraría la felicidad? Rachel Emmons escapó de su violento matrimonio en busca de paz y acabó refugiándose en los brazos de Ben Mitchell, el hombre que la rescató de las profundidades del océano y la convenció de que debía tratar de curarse… Los habitantes de la isla afirmaban que Ben había sacado una sirena del mar, y él no se esforzó en negarlo. Lo cierto era que Rachel tenía la belleza de una sirena, algo que ni siquiera podía ocultar tras su luto de viuda. Y las magulladuras de su cuerpo daban fe de los oscuros secretos que había tratado de sumergir bajo las olas…

La esposa perfecta
o
La esposa perfecta

Jenna Winslow sabía que las mentiras y los secretos no eran buenos ingredientes con los que comenzar un matrimonio, pero ¿qué otra cosa podía hacer una mujer huyendo del escándalo como hacía ella? ¿Quién iba a querer a una chica virgen y sin estudios y con un pequeño ilegítimo a cuestas? Desde luego no sería el ranchero Rowe Mercer, un hombre exigente… y guapísimo. Rowe Mercer era un ex cazador de recompensas que había pasado toda la vida enfrentándose al peligro, pero en aquel momento no deseaba otra cosa más que tranquilidad. Cuando llegó Jenna Winslow, la novia que había pedido por correo, se preguntó si aquella mujer era de verdad la respuesta a sus oraciones. ¿Tendría algún futuro la relación entre un ángel refinado como ella y un hombre deseoso de olvidar su pasado?

La prometida de otro
o
La prometida de otro

¿Había ardido su pasión hasta consumirse por completo? Estando comprometida con otro hombre, Alanna Patterson decidió volver a encender cualquier rescoldo de deseo que Caleb Pitt hubiera dejado en ella. ¿Podría su robusto capitán, convertido en un solitario farero, rescatarla de un mar de pesares? ¿O la tragedia habría ahogado cualquier esperanza de un amor duradero? Caleb Pitt había creído una vez que el amor era eterno como el mar porque Alanna Patterson había prometido amarlo para siempre. Pero, a pesar de su palabra, lo había abandonado para que se ahogara en la desgracia. Ahora, años más tarde, Alanna volvía a buscarlo, tan hermosa y seductora como una sirena…

Secretos de mujer
o
Secretos de mujer

Ross McCain estaba decidido a llevar una maestra a Prosperity, aunque tuviera que cargarla en sus propios brazos por todo el Oeste. Los niños no podían quedarse sin aprender a leer. Pero lo que no se había podido imaginar era que fuese a resultar tan difícil vivir con aquella mujer… ¡O que terminaría por tener que casarse con ella para evitar que se marchara! Jessica Tierney se había visto obligada a abandonar Sacramento y aceptar un puesto de maestra rural aunque no sabía absolutamente nada de la vida en el campo y menos aún de niños. Y para colmo, apenas había tenido tiempo de conocer el pueblo, cuando Ross McCan se empeñó en que se casaran. Pero ella tenía sus secretos… ¿Cómo permitir que su matrimonio se basara en una mentira?

Sueños del ayer
o
Sueños del ayer

Su misión era la venganza… su cuenta pendiente, el amor Nadie había provocado tal tormenta en el corazón de Travis Rafferty aparte de la enfermera que le había atendido durante la Guerra Civil, Meredith Carter. Sin embargo, también era la mujer que lo había traicionado cuando había intentado escapar. Los años habían pasado y el ansia de venganza había llevado a Travis hacia el Oeste. Esa vez, sería él quien no la dejaría escapar a ella… Tenía que convencer a Travis de que era inocente. Pero ¿cómo podría convencerlo de nada, si ni siquiera era capaz de permanecer a su lado? Lo único que podía hacer era tratar de curarle las heridas y demostrarle que si lo hubiera traicionado a él, habría traicionado también a su propio corazón…

Una esposa por encargo
o
Una esposa por encargo

Estaba seguro de que jamás podría volver a amar… Por mucho que sus vecinos se esforzaran en que volviera a enamorarse era imposible. Aunque acababan de enviarle a la bella Abigail Smyth, que nada más bajarse de la diligencia le dijo que lo que él necesitaba era una esposa… y que ella era la indicada. Abby Smyth sólo quería un lugar donde sentirse integrada… y prefería que fuese junto al ranchero Matthias Barrington, para darles una verdadera familia a sus hijos sin madre. Siempre había sido muy práctica, por lo que sabía que para ello no era necesario el amor… Sin embargo, cuanto más conocía a aquel honesto hombre, más segura estaba de que el único lugar en que deseaba estar era en su corazón.

Mary Burton – Varias

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.