Stormy Glenn – Saga Desastre Caliente (Hot Mess)


Desastre Caliente – Vol. 01

Desastre Caliente – Vol. 01

Cálida lluvia de verano. Ese fue el aroma que me atrajo.

Los expresivos ojos color verde ámbar que rogaban ser amados me retuvieron. Una mirada y supe que quería que Lany Harris fuera mío. Convencerlo de mis buenas intenciones podría llegar a ser más difícil que intentar convencer a mis superiores de que alguien había ido por nosotros.
Evidentemente era una locura.

La canela y el whisky tenían un delicioso aroma, él era comandante del S.W.A.T, Teniente Salvador Delvecchio. Deseaba envolverme en su aroma, hundirme en él, y nunca salir. Quería ser devorado por todo lo que era el letal hombre que tuvo que rescatarme y que había decidido que yo le pertenecería.
Yo era un desastre caliente.

 

Desastre Caliente – Vol. 02

Desastre Caliente – Vol. 02

Como Teniente en el equipo de élite SWAT de la ciudad, tenía un trabajo que me gustaba. Yo vivía en un precioso apartamento ático con vistas al parque de la ciudad. Y el amor de mi vida pasaba cada noche en mis brazos. Mi vida era jodidamente buena.
Y es por eso que no estaba encantado de que alguien estuviera jugando con ella.
Alguien debería haberme dicho que yo era el momento cómico. Me gustaría haberme preparado mejor para eso o por lo menos recordar llevar ropa interior. Esta noche es el primer aniversario de la noche que Sal y yo nos encontramos. Era especial. Yo iba a proponerme. Hubiera sido mucho más fácil proponerme si el hombre al que quería proponerme estuviera realmente allí. Esta noche se suponía que era perfecta.
Y es por eso que no estaba encantado de que alguien estuviera jugando con ella.

 

Desastre Caliente – Vol. 03

Desastre Caliente – Vol. 03

Hace dos años, en la noche, mi mundo cambió cuando el Teniente Salvador Delvecchio me rescató de una golpiza y decidió que yo le pertenecía. Hace un año, cambió mi vida una vez más cuando me pidió que me casara con él. Éramos almas gemelas, por lo que estaba tan confundido que Sal no estaba allí para celebrar nuestro aniversario.
Mientras me sentaba allí solo, esperando a Sal, tuve que preguntarme si las cosas que consideraba importantes en la vida eran importantes para Sal también.
Hace dos años, en la noche, encontré al hombre de mis sueños y lo rescaté de una golpiza. Me agarré a él y me negué a dejarlo ir. Sabía que él sentía lo mismo cuando aceptó casarse conmigo un año después. Lany haría todo para estar conmigo, por lo que estaba tan confundido cuando no llegó directamente al hospital cuando se enteró de mis heridas.
Mientras me sentaba allí solo, esperando a Lany, tuve que preguntarme si las cosas que consideraba importantes en la vida eran importantes para Lany también.

 

Desastre Caliente – Vol. 03.5

Desastre Caliente – Vol. 03.5

Es el cumpleaños de Sal… llegará o no?

Actualizacion!!!
Desastre Caliente Vol. 04

Desastre Caliente Vol. 04

Lany
Una vez pensé que mi vida era el alivio cómico para el universo. Hoy, estaba seguro de que había tenido razón en mi línea de pensamiento. Era la única manera de explicar cómo acabé sentándome en el suelo de mi restaurante tailandés favorito, rodeado de hombres armados y rehenes.
Era mi aniversario, después de todo.

Salvador
Yo quería ir a Lany en el momento en que entré en el Thai Rose y lo vi arrodillado en el suelo junto a Eddie, pero tratar con la gente que lo amenazaba con armas de fuego llegó primero. No lo quería en la línea de fuego si empezaban los problemas. Por supuesto, sabiendo la suerte de Lany, simplemente estar en la misma manzana lo puso en la línea de fuego.
Él era un desastre caliente.

Actualizacion!!!
Desastre Caliente Vol. 05

Desastre Caliente Vol. 05

Lany
Llegó un momento en el que empecé a creer que la vida era perfecta. Estaba casado con el italiano más sexy jamás entrenado para ser oficial de SWAT, tenía dos hermosas niñas pequeñas, y más amigos de los que podía contar. Y entonces mi mundo cayó de debajo de mis pies, y descubrí que el mal estaba vivo y bien y venía por mí. Tenía dos opciones. Podría esconderme en mi habitación del pánico o escupir en la cara del diablo.
Escupí en el rostro del diablo.

Salvador
Proteger a mi familia de la maldad del mundo sería mucho más fácil si no estuviera casado con Lany, pero no cambiaría un segundo de nuestra vida juntos, no importaba lo que venía. Sólo deseaba que mi maravilloso marido no fuera un desastre tan caliente. Cuando el diablo llegó a nuestra puerta y amenazó a todo lo que yo quería, hice lo único que pude.
Escupí en el rostro del diablo.

 

Stormy Glenn – Saga Desastre Caliente (Hot Mess)

Deja un comentario