Sylvia Day – Varias Eroticas


 
 Star es una juez del Consejo Interestelar. Su posición la obliga a dictar sentencias, cazar a los infractores y administrar los correspondientes castigos. Está considerada una de las mejores, y si juega bien sus cartas, podría convertirse en la primera Cazadora en ascender a la Corte Suprema, su meta en la vida. Cuando le ordenan atrapar a un granuja embajador Jacian que está en celo, su sentencia es la muerte. Compasiva, pero seguidora de la ley a muerte, lo persigue para intentar acabar con él. Roark ha entrado en su ciclo de apareamiento. Según la ley del Consejo, deberá encerrarse en una habitación con su pareja pre-asignada durante una semana de sexo interminable que lo envolverá en su fuego. Pero él no quiere tener nada que ver con su pre-asignada. Él quiere a Star, la exuberante juez rubia cuya compasión e inteligencia se han ganado su respeto. La pena para el prófugo pícaro es la muerte durante el apareamiento, pero esto es un pequeño precio a pagar por una semana de sensual placer con la mujer que desea más que nada.Ahora la cazadora es la presa, y cuando ella está atrapada por un hombre en celo, es esta pasión quien gobierna, no la ley. ¿O no? Roark mantiene todavía su condena, y su amante Star es juez, jurado… y verdugo.

 

Cazadores de Tesoros
o
Cazadores de Tesoros

El mercenario y cazador de tesoros Rick Bronson está listo para iniciar la caza de su próximo tesoro —libros electrónicos eróticos que fueron escondidos cuando el romance erótico fue prohibido por el Comité de Censura Conservador. El primer punto en su negocio es conseguir la ayuda de la experta en antigüedades literarias Samantha Tremain. Ella es considerada una de las autoridades principales en literatura erótica de la galaxia, una auténtica cazarrecompensas de conocimiento carnal que Rick pretende disfrutar al máximo. Ahora dos personas que no podrían ser más diferentes recorren la galaxia en una atrevida búsqueda de incontables riquezas. Juntos, el éxito está a su alcance… si son capaces de superar la investigación práctica.

 

De carne y hueso

De carne y hueso

Durante cinco años, Sapphire ha sido la concubina más preciada del rey de Sari. Cuando al fin recupera su independencia, se niega a volver a perder el control a manos de nadie. Pero una interferencia inesperada la arroja en brazos del arrogante y orgulloso Wulfric, príncipe heredero del reino rival de D’Ashier, un hombre peligroso en todos los sentidos. Sapphire es la hija del principal enemigo de Wulfric. También es una guerrera muy valorada y una experta conocedora de las artes sensuales. En resumen, es perfecta para Wulfric. Pero una relación duradera entre ellos es impensable, por lo que llegan a un acuerdo: pasarán una noche juntos y luego cada uno seguirá su camino. Sin embargo, ninguno de los dos cuenta con tener que enfrentarse a un deseo capaz de llevar a dos naciones a la guerra y a dos corazones a la

Salvaje

o

Salvaje

Tendría que hacerse con ella, pero no sólo con su cuerpo, sino también con su alma. Max no podía negar que la idea de que someterla lo llenará de expectación. La imagen de la completa sumisión de Victoria, el fuego que había visto en sus ojos y su terrible indiferencia hacían que cada músculo de su cuerpo se tensara. Además, y por primera vez, existía una posibilidad remota de fracaso, y eso le hacía desearla hasta límites insospechados.

 

Siete Años Para Pecar
o
Siete Años Para Pecar

Un joven se ve obligado a vender su cuerpo a cambio de dinero. Una muchacha discreta y recatada es testigo del lujurioso acto. Siete años más tarde, estas almas atormentadas se encuentran para calmar una atracción irresistible… Juntos descubrirán que hay placeres por los que vale la pena esperar.

 

Actualización¡¡¡!

Spellbound

Spellbound

Su deseo se convierte en su placer …

Max Westin. Sexo encarnado. Podía olerlo, sentirlo acercándose. Todo en él era un poco áspero, un poco arenoso. Una criatura primitiva. Al igual que ella.

Él sostuvo su mano un poco demasiado tiempo, su mirada pesada claramente indicando sus intenciones de tenerla. Para domarla …

“Victoria.”

Su nombre, sólo una palabra, pero dicha con tal posesividad que casi podía sentir el collar alrededor de su cuello.

“Está en tu naturaleza,” murmuró. “El deseo de ser tomada.”

Un juego en que lo único real es la pasión…

 

Wish List
o
Wish List

Cuando Nicolas James saca el nombre de Stephanie Martin, en su intercambio de santa secreto de su despacho de abogados, sabe que le espera una feliz navidad; si es que puede averiguar que regalarle a la mujer que ha querido durante meses. Cuando trabaja hasta tarde y encuentra un trozo de papel arrugado que enumera la listad e deseos privada de Steph, sabe que está de suerte. Debido a que todo lo que Steph quiere para Navidad es a él, en varias maneras traviesas.

Y él no tan santo Nick va a hacer realidad cada uno de sus deseos carnales.

 

Sylvia Day – Varias Eroticas

 

Deja un comentario