Vi Keeland – Varias Erotico

Actualizacion!!

Beautiful Mistake

Beautiful Mistake

La primera vez que conocí a Caine West fue en un bar.
Se dio cuenta de que lo miraba e interpreto erróneamente mi ceño fruncido mientras lo observaba.
Cuando intentó hablar conmigo, lo puse en línea, diciéndole lo que pensaba de su mentiroso, infiel y ególatra trasero.
Veras, el hermoso imbécil había salido a cenar y había comido a mi mejor amiga, sin problemas, invitándola a su cama, sin mencionar que estaba casado.
Se merecía cada una de mis críticas y más por lo que había hecho.
Especialmente cuando esa sonrisa perezosa adornaba su rostro perfecto en respuesta a mi diatriba.
Solo resultó, que el hombre que acababa de regañar no era el hombre correcto.
¡Vaya! . Mi error.
Avergonzada, me escabullí sin una disculpa.
De todos modos, nunca volvería a ver al apuesto extraño de nuevo, ¿verdad?
Eso es lo que pensé … hasta que entré a clase a la mañana siguiente.
Bueno, hola Profesor West , soy su nuevo asistente de enseñanza.
Trabajaré debajo de ti … en sentido figurado.
Aunque la interpretación literal podría no ser tan mala, trabajar con el profesor West.
Esto iba a ser interesante…

Bossman

Bossman

La primera vez que conocí a Chase Parker, no tuve exactamente una buena impresión.
Me estaba escondiendo en el pasillo del baño de un restaurante, enviando un mensaje a mi mejor amiga para que me salvara de mi horrible cita.
Él oyó y me dijo que era una perra, luego procedió a ofrecerme un consejo de citas.
Así que le dije que se ocupara de su maldito asunto, su propio asunto, alto, magnífico, arrogante, y regresé a mi miserable cita.
Cuando pasó junto a mi mesa, sonrió, y vi su arrogante y sexy trasero volver a su cita.
No pude evitar enviar miradas ocultas al idiota condescendiente al otro lado de la habitación.
Por supuesto, me atrapó en más de una ocasión, y guiñó un ojo.
Cuando el magnífico extraño y su igualmente caliente cita de repente apareció en nuestra mesa, pensé que iba a delatarme.
Pero en lugar de eso, fingió que nos conocíamos y se unió a nosotros, contando historias elaboradas y vergonzosas sobre nuestra  falsa infancia.
Mi cita de repente pasó de aburrida a extrañamente emocionante.
Cuando terminó y fuimos por caminos separados, pensé en él más de lo que jamás admitiría, aunque sabía que nunca volvería a verlo.
Quiero decir, ¿cuáles eran las posibilidades de que lo volviera a encontrar en una ciudad con ocho millones de personas?
¿Cuáles eran las posibilidades de que un mes más tarde terminara siendo mi nuevo jefe sexy?

Dry Spell

Dry Spell

Sexo.
Cuatro letras sencillas.
Un millón de complicaciones.

 

EGOmaniac

EGOmaniac

La noche que conocí a Drew Jagger, él acababa de irrumpir en mi nueva oficina del Park Avenue.
Marqué el 911 antes de proceder a atacarlo con mis nuevas y elegantes habilidades de Krav Maga.
Rápidamente me restringió, luego se rio, encontrando divertido mi intento de asalto.
Por supuesto, mi intruso debía ser arrogante.
Sólo que, resultó, que no era en absoluto un intruso.
Drew era el dueño de mi nueva oficina. Había estado de vacaciones mientras el lujoso lugar era renovado.
Razón por la cual un estafador consiguió arrendarme un espacio en una oficina que en realidad no estaba disponible para rentar.
Me robaron diez de los grandes.
Al día siguiente, después de horas en la estación de policía, Drew se apiadó de mí y me hizo una oferta que no pude rechazar. A cambio de responder sus teléfonos mientras su secretaria no estaba, me dejaría quedarme hasta que encontrara un nuevo lugar.
Probablemente debería haber actuado agradecida y mantener la boca cerrada cuando escuché los consejos que les escupía a sus clientes. Pero no pude evitar darle mi opinión.
Nunca esperé que mi cuerpo reaccionara cada vez discutimos. En especial cuando eso era todo lo que parecíamos poder hacer.
Los dos éramos completos opuestos. Drew era un amargado, molesto, hermoso como el infierno, destructor de relaciones. Y mi trabajo era ayudar a las personas a salvar sus matrimonios.
La única cosa que teníamos en común era el espacio que estábamos compartiendo.
Y la atracción que estaba haciéndose más difícil de negar cada día.

 

First Thing I See

First Thing I See

La vida me cambió en tres días: el día que murió mi madre, el día que mi padre se casó con Candice y el día que conocí a Kennedy Jenner.

Desde el momento en que lo vi, me sentí atraída por él. Como una polilla a la llama, no podía mantenerme lejos del calor irresistible del fuego. Esa sonrisa confiada y sabionda… esos hermosos ojos azules… y esos hoyuelos…. simplemente deliciosos.

¿Quién podría resistirse a un hombre fuerte y tan hermoso?

Hope York se transformó de ser una aburrida chica de pueblo en una belleza perfecta en el exterior. Pero en su interior, ella nunca cambió. Kennedy Jenner era un hombre de exitoso, rico y guapo que hacía caer la mandíbula, que podría tener lo que quisiera, en sus propios términos.

Y quería a Hope.

¿Pero la querría aún después de verla por quién era realmente, en lugar de lo que había planeado cuidadosamente para que todos vieran?

¿Y su propio secreto del pasado se pondría en su camino para evitar que consiga lo que realmente quiere?

Sex, Not Love

Sex, Not Love

Mi relación con Hunter Delucia empezó al revés.
Nos conocimos en una boda; él estaba sentado del lado del novio, yo de la novia. Dandonos miradas furtivas durante toda la noche, era inegable la intensa atracción mutua.
Atrapé el ramo; él la liga. Hunter me abrazó con fuerza mientras bailabamos y sugirió que exploraramos la química echando chismas entre nosotros. Su forma de hablar inescrupulosa y sucia debería haberme desanimado. Pero por alguna loca razón, tuvo el efecto contrario.
Terminamos en mi habitación de hotel. La mañana siguiente, regresé a casa en Nueva York, dejándolo a él en California con un numero equivocado.
Pensaba en él a menudo, pero después de mi última relación, me había dado por vencida de los hombres encantadores, engreídos y hermosos como el pecado. Un año después, Hunter y yo nos encontramos en el nacimiento del bebé de nuestros amigos. Nuestra atración no ha disminuido ni un poco. Después de un viaje de locos, esta vez me pidió mi número real. Así que, le di el de mi madre, ella podría espantar a cualquier hombre con su charla de bebés y matrimonio; y regresé a casa.
Pensé que era gracioso, hasta la semana siguiente, cuando él tocó el timbre de la casa de mi madre durante una cena de domingo por la noche. El hombre loco y hermoso había ganado a mi madre y tomó un trabajo de ocho semanas en mi ciudad. Propuso que pasemos ese tiempo teniendo sexo desenfrenado.
¿Ocho semanas de sexo increíble sin compromisos? ¿Qué tenía por perder?
Nada, pensé.
Es solo sexo, no amor.
Pero sabes lo que dicen sobre los objetivos inescupulosamente planeados…

The Baller

The Baller

La primera vez que conocí a Brody Easton fue en el vestidor de hombres.
Era mi primera entrevista como comentarista deportiva.
El afamado mariscal de campo se desnudó del todo.
Y por todo, no me refiero a que me contó alguno de sus secretos.
No. El imbécil arrogante decidió quitarse la toalla, justo cuando hice la primera pregunta. En cámara.
El mejor jugador del Súper Tazón rápidamente adoptó un nuevo pasatiempo; tener sexo conmigo.
Cuando lo aparté, él cambió de querer joder conmigo, a querer joderme.
Pero no salgo con jugadores.
Y no es porque soy una de las pocas mujeres trabajando en el mundo del fútbol profesional.
He salido con atletas.
Es la otra clase de jugadores con las que no salgo.
Ya conoces el tipo. Bien parecidos, fuertes, engreídos y siempre buscando tener sexo.
Brody Easton era el máximo jugador.
Toda mujer quería ser la que lo hiciera cambiar.
Pero la verdad era, que lo único que necesitaba era una chica por la que valiera la pena cambiar.
Resulto ser, que era esa chica.
¿Fácil verdad?
Enfrentémoslo. Nunca lo es.
Hay una historia entre el erase una vez y el vivieron felices para siempre…
Y esta es la nuestra.

Vi Keeland – Varias Erotico

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.