Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Kayla Perrin – Varias Contemporaneas

Chica Con Suerte
o
Chica Con SuerteAnnelise ha sido afortunada en el amor y en cuestión de cuatro meses va a ser madre, pero antes de pasar por la sala de partos tiene que encargarse de un asunto pendiente: emparejar a sus amigas solteras con dos hermanos de lo más sexy durante un viaje muy especial.Lishelle y Claudia están más que dispuestas a disfrutar de una aventura sin ataduras, y poco después, la primera y el atractivo e insaciable Jared ya están dando rienda suelta a la pasión. El sexo sigue siendo increíble al regresar a Atlanta, así que Lishelle no entiende por qué le molesta que su ex novio vaya a casarse, teniendo en cuenta que fue ella la que dio por terminada la relación.Claudia, por su parte, disfruta insaciable de las expertas caricias de Chad, que la dejan sin aliento y le arrancan gritos de placer, aunque no está dispuesta a presentárselo a sus amigas de la alta sociedad. Es un tipo divertido, inteligente y leal, sin embargo, no tiene el físico de una estrella de cine ni una cuenta bancaria abultada, así que no es su hombre ideal. Le da igual parecer una arpía superficial por pensar así, pero tiene una imagen que mantener.

No obstante, cuando una tragedia las golpea de improviso, las tres amigas se dan cuenta de que deben replantearse lo que de verdad importa en la vida… es difícil encontrar un buen hombre, pero hace falta algo más que suerte para no perderlo.

La Cuidad del Pecado
o
La Cuidad del Pecado

Annelise estaba disfrutando como nunca con su nuevo amante, pero se sentía muy mal por sus dos mejores amigas y su hermana, quienes acababan de sufrir una humillante y pública ruptura con sus respectivas parejas. Decidida a levantarles el ánimo, hizo lo que cualquier buena amiga haría en su situación: regalarles un largo fin de semana en Las Vegas.
En la Ciudad del Pecado, Lishelle no pudo resistirse a los masajes eróticos y los strippers privados. Finalmente, bajó la guardia y se acostó con el hombre perfecto para una aventura… un aficionado al culturismo que sólo buscaba sexo sin preguntas ni compromisos.
Por su parte, Claudia encontró a un hombre joven y divertido, dispuesto a complacer, a aprender y, sobre todo, a permitirle tener el control.
Finalmente, fue a Samera a quien pareció tocarle el primer premio. Un rico y apuesto empresario, con quien pasó la noche en su suite de lujo. Pero este amante ideal tenía un lado oscuro del que Samera no podría escapar tan fácilmente.
A su regreso a Atlanta, todas empezaron a recibir extraños mensajes y llamadas, insinuando que alguien las había estado espiando…

Obsesion
o
Obsesion

Sophie Gibson no podía creerse que su marido le hubiera sido infiel. Pero su perplejidad fue aún mayor cuando Andrew la animó a acostarse con otro para igualar la balanza.

Muy pronto, sin embargo, la idea de cobrarse su venganza mediante una tórrida y excitante aventura sin compromisos empezó a resultarle interesante. Quizá fuera justo lo que necesitaba antes de perdonar a Andrew. Y en Peter había encontrado al hombre adecuado para llevar a cabo sus fantasías sexuales.

Su relación con Peter se basaba exclusivamente en el sexo y la pasión del momento, y al poco tiempo decidió que ya era hora de arreglar las cosas con su marido. Pero Peter se había obsesionado con ella y no iba a renunciar tan fácilmente a verla. Primero, fueron las tarjetas, los regalos, las llamadas… y posteriormente las amenazas. Estaba empeñado en que fuera suya a toda costa, aunque para ello tuviera que cobrarse su propia venganza.

Tres Mujeres y un Destino
o
Tres Mujeres y un Destino

Tres amigas y un solo propósito: la venganza
La autoproclamada Princesa Negra de América llevaba un año preparando la que iba a ser la boda del año de Atlanta. Pero entonces su príncipe la abandonó y Claudia se sintió atónita y humillada. Había hecho cosas con aquel hombre por las que su madre la habría repudiado. Por su parte, Annelise estaba muy frustrada. ¿Cuánto tiempo podía aguantar una mujer sin recibir un poco de atención de su marido? El hombre al que había apoyado durante sus estudios de Derecho, por el que había firmado un acuerdo prematrimonial y que en otro tiempo la había deseado a todas horas, parecía estar satisfaciendo sus deseos… con otra mujer. Menos mal que Lishelle, la amiga soltera de Claudia y Annelise tenía lugar para acogerlas. Pero de pronto apareció el que había sido el chico de sus sueños en la universidad y Lishelle empezó a imaginar la boda perfecta. Desoyendo los consejos de sus amigas, accedió a servirle de aval en los préstamos bancarios que él había pedido para empezar un nuevo negocio. Lishelle pensaba que debía invertir en el futuro del que iba a ser su esposo, pero en cuanto tuvo el dinero, el granuja desapareció… Las tres mujeres decidieron que ellos no iban a salirse con la suya. Querían venganza…

Kayla Perrin – Varias Contemporaneas

Cargando...

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Informacion sobre Descargas!!!Cliqear aca
+