Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Louisa May Alcott – Varias Juvenil

Bajo las lilas
o
Bajo las lilas
En esta hermosa y tierna novela juvenil la autora relata las aventuras del niño Ben Brown cuando, al alejarse del circo donde trabajaba, con Sancho su perro amaestrado, conoce a unas hermanitas que juegan bajo las lilas.
Ben trabajará como cochero y se hará amigo de los lugareños, esperando siempre que su padre regrese a buscarlo.
Mientras tanto se suceden graciosas y emocionantes aventuras, como cuando un grupo de niños va a conocer el circo que actúa en un pueblo vecino, o cuando Sancho desaparece y aparece de otro color y… ¡sin cola!
En esta novela la autora destaca los valores de la amistad y la familia con el estilo que sólo ella sabe dar.

 

BEE! BEE!
o
BEE! BEE!

Aquellas dos niñitas harapientas, que trotaban colina abajo dejando atrás una nube de polvo, no parecían heroínas ni mucho menos. Tenían los pies descalzos, arañados y sucios, las manos rojas por las manchas de fresas, y sus caras pecosas brillaban de calor bajo sus sombreros.`

El buen duende y la princesa
o
El buen duende y la princesa

No se trata de un verdadero duende, sino de una niñita llamada Betty, que con su padre habitaba en una choza, cerca de un vasto bosque. Como eran pobres, Betty tenía siempre puesto un vestido castaño y un gran sombrero del mismo color, y como pasaba mucho tiempo al sol, tenía la cara tostada, aunque muy bonita gracias a sus mejillas rosadas, ojos oscuros y cabello rizado que agitaba el viento.

El estandarte de Beaumanoir
o
El estandarte de Beaumanoir

El mantel de Tabby
o
El mantel de Tabby

El vigésimo día de marzo de mil setecientos setenta y cinco, una niña recorría un camino rural con una cesta de huevos al brazo. Parecía tener mucha prisa y miraba ansiosa a su alrededor a medida que avanzaba, pues aquellas eran épocas de revuelta, y Tabitha Tarbell vivía en un pueblo que tuvo famosa participación en la Revolución

Excursion accidentada
o
Excursion accidentada

Me parece que va a nevar. Sería mejor que postergaras tu salida en trineo, Gwen -manifestó la señora Arnold, después de asomarse ansiosa para observar el cielo cubierto y las calles donde todavía se notaban las señales de la anterior tormenta invernal…

Jack y Jill
o
Jack y Jill

Dos inseparables amigos, Jack y Jill, tienen un serio accidente, pero con la ayuda y el estímulo de sus amigos y de la familia resuelven el problema y no permiten que la ruina y la desgracia lleguen a la época de las fiestas.
A pesar de que la novela comienza con una tragedia, las lecciones de vida aprendidas por los personajes permiten un final feliz, en el que reflexionaremos sobre nuestras propias vidas y las dificultades y pruebas que afrontamos.
Aunque el libro fue en principio escrito para niños, los adultos también pueden aprender lecciones importantes como enfrentar los problemas y obstáculos que aparecen en el camino de la vida.
Louisa May Alcott es sencillamente extraordinaria en temas que implican valores como la paciencia, prudencia, obediencia, amor, bondad y hasta la dura realidad de la muerte. Como niños soñamos que cambiaremos el mundo, pero debemos comprender que ese cambio puede realizarse con eficacia primero en nuestros propios hogares. Alcott ha descrito bellamente esto a través de sus encantadores personajes: Jill, Merry y Molly.
La novela no es un cuento de hadas pero sí un esfuerzo brillante que nos muestra que hasta para las pruebas más difíciles y tentaciones, cada uno de nosotros tiene el poder dentro de sí, para emerger victorioso junto al cariño y apoyo de aquellos que ama.
Se recomienda este libro no solamente para cada niño o niña que quiera ser un ángel bueno, sino para aquellos que echan en falta la inocencia y la pureza de sus felices infancias.

Jerseys, o El fantasma de las niñas
o
Jerseys, o El fantasma de las niñas

“-Bueno, ¿qué opinan de ella? Hace apenas un dí*a que está aquí*, pero nosotras no tardamos tanto para decidirnos -dijo Nelly Blake, el í*dolo de la escuela, una frí*a mañana de noviembre, cuando un grupo de niñas parloteaba alrededor de la estufa. -A mí* me gusta … Parece tan fresca y agradable, y tan fuerte…”

La clase de cocina
o
La clase de cocina

Una jovencita de cofia pequeña y delantal grande, leía atenta y ansiosamente un libro de recetas culinarias. Tenía la cocina para ella sola, pues su madre estaba ausente durante todo el día y la cocinera tenía asueto, de modo que Edith podía enredar a satisfacción.

La fiesta de los cubiertos
o
La fiesta de los cubiertos

Era el Día de Acción de Gracias, toda la fa*milia estaba en la iglesia, todos los criados muy ocupados, preparando la gran cena. Así, el pobre Tony, que estaba resfriado, no solamente se veía obligado a quedarse en casa, sino a entretenerse solo mientras los demás pronunciaban sus ora*ciones, hacían visitas o paseaban para abrir el apetito

La liebre y la tortuga
o
La liebre y la tortuga

La fiebre ciclística, que había llegado a Perryville, dominó durante todo el verano. Ahora el pueblo se parecía mucho a una laguna, antes tranquila, invadida por las zanquilargas chinches de agua, que cruzan la superficie en todas las di recciones. En efecto, ruedas de todas clases iban para aquí y para allá, espantando a los caballos, atropellando a los pequeños, y arrojando de cabeza a sus jinetes de la manera más entretenida

Merienda
o
Merienda

Una historia encantadora sobre la bondad y la infancia. En este corto relato de La Merienda de Louisa May Alcott dos ancianas inician una amistad con los niños de una escuela, aprovechando acercarse a ellos con los ricos pasteles que preparan.

Musica y macarrones
o
Musica y macarrones

Entre las pintorescas aldeas que se extienden a lo largo del maravilloso Camino de Corniche, que corre de Niza a Génova, ninguna era más bella que Valrose. Merecía su nombre, pues en efecto era un `valle de rosas`. La pequeña aldea, con su iglesia, estaba enclavada entre los olivos hasta las altas montañas purpúreas. Más abajo y naranjos que revestían la colina, alzándose extendíanse los viñedos, y el valle era un lecho de flores durante todo el año…

Ocho primos
o
Ocho primos

Una pobre huérfanita llamada Rosa vive con sus cuatro tías y dos tías abuelas. La niña se siente como ?un pollito con demasiadas gallinas alrededor?. Sin embargo, un día llega su tío y tutor a imponer orden en la casa.
Rosa es una chiquilla enclenque y muy delicada de salud y a su tío, médico, le rompió el alma verla en ese estado. Entonces comienza el tratamiento: fajas de seda en lugar de duros cinturones, leche natural en lugar de agrio café, etc. El tío decide que es hora de que conozca a sus siete primos. Los ocho se llevarán de maravillas y vivirán un sinfín de aventuras.
Escrito con la naturalidad que caracteriza a Louisa M. Alcott, éste es un libro pleno de sentimientos y lecciones de vida.

Otra mujercita
o
Otra mujercita

`La cabeza hirsuta del muchacho, coronada por enmarañados cabellos rojizos, surgió bruscamente de entre los cojines, sus ojos grises cargados de estupor se fijaron en la joven que, después de haber pronunciado aquellas inesperadas palabras volvió a hundirse en la lectura de una apasionante novela.`

Un Hueco en la pared
o
Un Hueco en la pared

Johnny habitaba en una callejuela que surgía de una de las calles más transitadas de la ciudad; una calle bulliciosa, donde tintineaban las campanillas de los tranvías tirados por caballos y los ómnibus iban y venían todo el día desde varios grandes depósitos cercanos. La calleja era incolora, con sólo dos o tres casas destartaladas y un alto muro liso al fondo.

Una guirnalda de flores
o
Una guirnalda de flores

Escribí estas historias para mi propio entretenimiento, durante un período de reclusión forzosa. Las flores, que eran mi solaz y placer, me sugirieron los títulos de los cuentos y dieron interés a mi trabajo.
Si mis lectoras encuentran un poco de belleza o alegría en estas flores vulgares, su vieja amiga no habrá creado en vano su Guirnalda.

Una niña anticuada
o
Una niña anticuada

Esta es la historia de Polly Milton, una muchacha de campo, de catorce años, que viene a la ciudad a pasar una temporada con su amiga Fanny Shaw.
Polly queda muy impresionada por la vida tan diferente a la suya que Fanny lleva. Siempre va a la moda y le gusta coquetear con los jóvenes.
Polly conoce a gente de su edad, asiste al teatro, y regresa a su casa convencida de que si bien la vida en la ciudad es agradable, no lo es todo.
Con sus maneras inocentes cambia las relaciones que tienen los miembros de la familia entre sí, lo que da lugar a escenas conmovedoras y cómicas travesuras. Su presencia se hace muy valiosa para los Shaw, pero ella debe regresar a su hogar.
La historia continúa seis años después, cuando Polly regresa a la ciudad para alojarse en casa de la Sra. Mills y dar lecciones de música.
Para entonces, Tom, el hermano de Fanny está comprometido con una joven por demás antipática y ambiciosa.
Fanny gusta de Sydney que a la vez se siente atraído por Polly, pero ésta ama a…
Todo parece enredarse mas la dulzura natural de Polly facilita las cosas y al final, los problemas se solucionan.
El señor Shaw cae en bancarrota, la familia debe ajustar su estilo de vida y Tom parte al oeste a trabajar para ayudar a los suyos.
Su regreso no puede ser más feliz para todos… pero no vamos a develar el final de esta simpática historia.
Un encantador libro, verdaderamente nos muestra que el glamour, la moda, las habladurías o cosas de esa clase no importan, sino la verdad y un corazón inocente.

 

Louisa May Alcott – Varias Juvenil

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.