Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Shanora Williams – Serie Cane

01 – Wanting Mr. Cane

Kandy

Cuando conocí al señor Cane, fue amor a primera vista.
Era guapo, melancólico, tatuado y rico. Durante años, ha sido mío. Simplemente no lo sabía.
No esperaba enamorarme de él, o que él me deseara de la forma en que lo hizo.
Se suponía que nada de eso sucedería, pero después de todo lo que hemos hecho juntos, ahora es demasiado tarde para dar marcha atrás. Un inofensivo enamoramiento se había convertido en mucho más.

Cane

Cuando nos conocimos, ella era solo una niña, la hija de mi mejor amigo. Una chica dulce con un gran corazón. Pero ahora es una mujer que sabe lo que quiere, y todo lo que quiere es a mí.
He intentado contenerme, fingiendo que la conexión no significaba nada, pero mi dulce bastón de caramelo lo hizo imposible. Si alguien se entera, estaré arruinado. He trabajado demasiado duro para perder todo lo que he construido. Pero hay algo en ella que me tienta, que me da ganas de sacrificar casi cualquier cosa para tenerla.

02 – Breaking Mr. Cane

Kandy

Me quedé rota, mi corazón latía lo justo para sobrevivir. Intenté recomponerme, pero cuando se trataba de Cane, era difícil dejarlo ir.
La forma en que nos tocamos fue especial y prometimos no olvidarnos nunca. Lo tenía justo en la palma de mi mano, pensé que todo era perfecto, pero, en un abrir y cerrar de ojos, se fue, dejándome sin otra opción que fingir que nunca había existido.

Cane

Ella estaba fuera de los límites para mí, pero insistí de todos modos. Ahora, estaba atrapado entre la espada y la pared, mi carrera se estaba arruinando lentamente, pero con seguridad, y los fantasmas de mi pasado volvían a complicar las cosas.
Mi vida amorosa nunca había significado nada para mí hasta Kandy.
Después de ser derribado y abandonado, cualquier hombre en su sano juicio se habría quedado lejos, pero yo no estaba cuerdo.
Sabía que la realidad era dura, y el universo tenía todas las probabilidades en nuestra contra. A pesar de todo, nada me impediría volver a hacerla mía.
Y si alguien lo intentaba, primero tendrían que pasar por encima de mi cadáver.

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.